Los vidrios esmerilados se caracterizan por ser una superficie que impide la vista total hacia otra estancia. Este vidrio permite la entrada de luz sin perder la intimidad.

El esmerilado se utiliza para dar textura y transparencia a un vidrio. La técnica original es mediante la abrasión con piedras o con un gel especial. Pero existen varias maneras para obtener este acabado: una de ellas es con un spray esmerilador, otra con una opción casera y la última, con platillas.

El spray esmerilador se consigue en cualquier tienda de pinturas y rinde hasta 20 metros cuadrados, y el acabado es tan bueno que hasta se siente rugoso, igual que el original.

La opción casera se consigue mezclando dos partes de barniz con agua y con media de tiza en polvo o talco. Una vez con esta sustancia lista sólo hay que aplicarla con un pincel o una esponja sintética en el vidrio.

Las plantillas son una excelente opción si queremos un dibujo o una figura sobre nuestro vidrio.


¿Cómo colar la plantilla?


1. Limpiar: limpiar la zona donde se va a colocar el vinilo con alcohol de farmacia y un trapo limpio es muy importante. No olvides comprobar que la superficie este perfectamente limpia y seca.
2. Medir: mide la zona donde quieres que quede tu plantilla y marca con la cinta de carrocero para que tengas una guía recta para colocarla.


3. Pulveriza: pulveriza la zona con la mezcla de agua y jabón

4. Coloca y despega: empieza colocando la plantilla en el cristal a contra cara. O sea que la cara de la plantilla debe quedar pegada al cristal.
5. Remoja: el pegamento está por fuera, así que debes de tener cuidado para que no se doble y se pegue.

6. Da la vuelta: cuando tengas el lado adhesivo del vinilo completamente pulverizado, dale la vuelta lentamente tomándolo de las esquinas superiores.

7. Coloca: ahora que ya tienes el vinilo con la parte adhesiva en el cristal, colócalo en el sitio que marcaste previamente con la cinta.

8. Adhiere: con una espátula retira el agua desde de centro hacia afuera, presionando para no dejar nada de agua. Cuando termines seca toda la zona.

    ¿Dónde puedo colocar mis vidrios esmerilados?

    En el baño: colocando cintas adhesivas se puede lograr un efecto de rayas muy moderno. Si queremos que no se vea el interior, entonces las rayas pueden ser más gruesas.

    Mamparas: con los vidrios esmerilados podemos conseguir acabados especiales en nuestras ventanas y mampara que permitan la entrada de luz y nos muestren un diseño elegante y sobrio.



    ¿Te parece muy complicado? ¡Nosotros lo hacemos por ti! Llámanos